Paty esta haciendo una prueba

¿Cuándo me aplico el sérum, antes o después de la hidratante? ¿Y el contorno de ojos? Aunque pueda parece mentira, estas preguntas, que corresponderían a primero de cuidados faciales, a día de hoy siguen suscitando muchas dudas para realizar una rutina facial correcta, ya sea esta de noche o de día. En la redacción de belleza de Yo Dona lo comprobamos a diario, más aún desde que entraron en nuestras vidas nuevos cosméticos a añadir a los tradicionales, provenientes sobre todo de la cultura de cuidados faciales que tienen las asiáticas (japonesas, chinas y coreanas muestran un gran interés por la piel y pueden usar hasta una decena de cosméticos tanto por la mañana como por la noche).

Prueba

Sin tener que llegar a sobrecargar la piel, que tampoco conviene ahogarla, la realidad es que existe un orden predeterminado para aplicar toda la cosmética facial que tenemos a disposición. Y es importante respetarlo: si nos lo saltamos y aplicamos ciertas texturas antes que otras, corremos el riesgo de que los principios activos no penetre en el cutis hasta donde se espera y, por lo tanto, no cumplan las funciones para las que los estamos usando.

Esto sostienen Isabel y Ana Lostao, las fundadoras del centro de estética Lostao: "Siempre hay que aplicar los productos en orden de menor a mayor densidad en lo que a sus texturas se refiere. Si extendemos en primer lugar un producto con una densidad muy alta, este hará barrera y no permitirá la penetración de otro más ligero".

El orden de factores altera el producto, anota bien los pasos

Para no perdernos, repasamos en qué modo y orden habría que realizar una buena rutina facial. Aunque una básica puede componerse solo de limpieza, hidratación y protección del sol, nos extendemos en todos los pasos para que cada una elija a qué atenerse según sus gustos, necesidades y, por supuesto, tiempo.





¿Quieres nuestros productos? Ir a tienda en línea