En esto debes fijarte al elegir productos para el cuidado de tu bebé

Cuando de los más pequeños de casa se trata, la atención en los productos que usamos para su cuidado es primordial, pues aunque muchos de ellos están pensados en los niños, integran en sus fórmulas ingredientes que podrían dañarlos.

La piel de un bebé mide apenas 2 mm de grosor, es súper fina y delicada, por lo que cualquier sustancia que entra en contacto con esta se absorbe fácilmente y penetra en las capas cutáneas más profundas, por eso necesita mayor atención durante los primeros 6 años, edad en la que habrá madurado por completo su grosor.

Es muy importante que no expongas su piel ni cabello a químicos y te fijes muy bien en las etiquetas de los productos que utilizas para el cuidado de tu bebé, ya que desafortunadamente, muchos de ellos como los shampoos, contienen parabenos, sulfatos, alcohol y/o surfactantes químicos, incluso el famoso aceite de bebés está hecho a base de aceites minerales que son derivados del petróleo y ni hablar de lo dañino que es el talco.

Sin embargo, siempre existen opciones hechas con ingredientes naturales que son altamente compatibles con la dermis de los bebés entre los que te recomendamos:

 

  • Shampoo cero lagrimas: cuida sus ojos mientras brinda suavidad y limpieza a su cabello.
  • Aceite para bebé hecho con aceites esenciales: aplícalo siempre después de baño para mantener su piel suave e hidratada.
  • Pomada antirozaduras: perfecta para prevenir o calmar irritación y resequedad extrema.
  • Polvo libre de talco: Pónlo en cada cambio de pañal o derecto en la piel, para que esté libre de humedad.
  •  Leche dérmica: Al aplicarla forma una fina capa de protege conta agentes externos y alérgenos.

 

Demuéstrale todo tu amor a tu bebé usando productos que no lo dañen y cuiden su delicada piel.




¿Quieres nuestros productos? Ir a tienda en línea