Diferencias entre desodorante y antitranspirante

La gran variedad de productos que existen para acabar con el mal olor en las axilas ha creado confusión al momento de elegir el que usaremos, es por eso que te explicaremos las diferencias y cuál es el que debes usar.

Primero es importante decir que el sudor mantiene una temperatura constante en el cuerpo que asegura su correcto funcionamiento en situaciones de calor ambiental, ejercicio físico, ingesta de alimentos calientes o fiebre, pero también puede ser una respuesta al estrés, ansiedad, miedo o vergüenza. 

La sudoración es una secreción de las glándulas sudoríparas de nuestro cuerpo, una sustancia estéril compuesta principalmente por agua y sales minerales que ayudan a regular la temperatura corporal y que además forma parte de nuestro sistema excretor, para eliminar toxinas.


Ahora bien, ¿cuál es la diferencia entre uno y otro?

Resulta que los desodorantes están hechos para neutralizar el mal olor gracias a la presencia de activos antibacterianos en su composición. Mientras que los antitranspirantes son los que controla y reduce la producción y liberación del sudor a la piel gracias a químicos como las sales de aluminio.


Pero, ¿cuál debo usar?

Estando en el entendido de que sudar es una necesidad biológica e importantísima para nuestro cuerpo, usar un antitranspirante no es la opción, ya que muchos de ellos agregan a sus fórmulas sales de aluminio para evitar el sudor, mismas que cierran los poros de la piel acumulando toxinas y generando tumores malignos.

Por tanto, el desodorante se convierte en lo mejor; sin embargo, algunos de estos también contienen sales, por eso es recomendable usar los desodorantes naturales, los cuales están hechos a base de aceites esenciales que controlan las bacterias causantes del mal olor.


Piensa siempre en tu salud antes de elegir los productos de cuidado personal.




¿Quieres nuestros productos? Ir a tienda en línea