¿Need Help?

Si sufres de acné, debes elegir con extra cuidado los productos que utilizas y fijarte en que no agraven tu situación o bien, ayuden a minimizarla de forma rápida y efectiva.

El acné es una de las afecciones cutáneas más comunes; este problema dermatológico afecta a gran número de personas (más hombres) y no sólo durante la adolescencia. 

Es importante atenderlo a tiempo y con seriedad, ya que los poros tapados y los granos tienden a empeorar si se dejan.

Sobre todo, es esencial elegir productos específicos para pieles grasas o con acné, ya que son científicamente probados contra el problema.

También puedes agregar productos que ayuden a la limpieza e hidratación del rostro, comulgando con el tipo de piel que tengas.

 

Criterios de compra

Antes de adquirir un producto para el acné, debes fijarte en qué tipo de piel tienes (grasa, mixta, seca o sensible), además del tipo de acné que manifiestas, pues depende mucho de qué lo origina, el cómo debe tratarse.

También ten en cuenta los ingredientes que contiene y cómo se aplican, pues si tienen base aceitosa o son cápsulas, lo más probable es que no sean para este momento.

 

Cosméticos y maquillajes

Es indispensable que utilices productos libres de químicos tóxicos que pueden tapar aún más los poros y empeorar la secreción de grasas.

Existen maquillajes hechos de ingredientes naturales con elementos de cacao, polvo de arroz, aloe y otros activos que se absorben rápidamente y no causan efectos secundarios.

 

Cremas, tónicos y sérums

Para empezar, hay que elegir estos productos correspondientes al tipo de piel; si el problema de acné es grande y persistente, lo más seguro es que tengas una piel grasa y debas adquirirlos en esta línea.

Procura que los sérums contengan bases no oleosas para que se absorban rápido y no dejen brillos que propicien más grasa en tu rostro.

 

Limpiadores y agua micelar

Los limpiadores faciales también están clasificados por tipo de piel y el agua micelar es universal para coadyuvar a una limpieza completamente profunda.

                                                                                                                                                     

La tentación del peróxido

El activo más común para combatir el acné es el peróxido de benzoílo, pero al igual que el ácido salicílico y el azufre, pueden ser demasiado invasivos, sobre todo para pieles sensibles. 

Opta por ingredientes naturales como árbol de té o arcillas, mezclas cítricas, carbón activo o tepezcohuite para contrarrestar los efectos de la grasa de forma natural.

 





¿Quieres nuestros productos? Ir a tienda en línea