¿A partir de qué edad se considera una piel madura?

A medida que cumplimos años, la piel pierde activos naturales que la mantienen elástica y firme, por tanto exige más cuidado y constancia en la rutina facial.

Aunque no lo creas, desde los 20 años, nuestra piel empieza a perder hidratación paulatinamente. Cuando llegamos a los 30, ésta produce menos lípidos provocando que las primeras líneas de expresión y en algunos casos las primeras arrugas en la frente se hagan más visibles.

Pero es a partir de los 40 que podemos decir que nuestra piel es madura, ya que comienza a volverse más fina, y pierde su firmeza y elasticidad. Los primeros signos de una piel madura se hacen notorios alrededor de los ojos y la boca, esto a consecuencia de la disminución de la actividad celular de nuestro cuerpo, provocando que la piel se regenere más lentamente.

A esto le sigue la pérdida del propio colágeno, densidad y grosor, la reducción de volumen y mayor necesidad de hidratación, ácidos grasos e ingredientes que la protejan y fortalezcan.

Es muy importante que los cuidaos empiecen desde muy joven, para que al llegar a la edad madura, tu piel tenga suficientes armas para lucir radiante y bella.





¿Quieres nuestros productos? Ir a tienda en línea